CONCLUSIÓN

La Odontología y la Estomatología constituyen una de las profesiones tituladas reservada por nuestra Constitución, en protección de la salud de los españoles, para quienes disponen de una cualificación reglada y acreditada por el Estado mediante los títulos académicos de Licenciado en Odontología y de Médico Especialista en Estomatología (títulos con competencias idénticas), que confieren reserva de ejercicio profesional.

Los tratamientos protésicos (prostodóncicos) y ortodóncicos sólo pueden ser legal y competencialmente realizados por dentistas (odontólogos o estomatólogos). Cualesquiera otros (protésicos o no) que los realicen son intrusos, que representan un gravísimo peligro para los ciudadanos (especialmente en materia de salud), al carecer de la formación y la capacitación acreditadas, y de garantías del debido equipamiento e higiene exigido por las Administraciones para los Servicios Clínicos.