¿Qué es Prótesis Dental?

Prótesis dental o Prostodoncia es el nombre de una terapéutica odontoestomatológica de naturaleza restauradora o rehabilitadora mediante la que se reponen dientes ausentes o se restauran defectos anatómicos dentarios. Esta rehabilitación se realiza con unos elementos aloplásticos o productos sanitarios a medida, que también se llaman prótesis dentales.

El hecho de que el nombre prótesis dentales se pueda aplicar tanto al tratamiento como a los productos sanitarios a medida usados para el tratamiento ha dado lugar frecuentemente a tergiversaciones e informaciones erróneas, muchas veces dirigidas a menoscabar interesadamente el papel insustituible del dentista en la rehabilitación protética de los pacientes.

En efecto, las prótesis dentales (productos sanitarios) son fabricadas por los protésicos dentales. Pero la Prótesis dental (disciplina o materia odontológica dedicada al tratamiento del edentulismo o desdentación, total o parcial) la hacen los dentistas, no los protésicos, porque éstos, como se probará documentadamente a lo largo de este informe, no pueden trabajar profesionalmente en la boca:

  • no pueden anestesiar

  • no pueden tallar o preparar dientes,

  • no pueden tomar impresiones,

  • no pueden calcular la dimensión vertical, es decir, el espacio natural o fisiológico entre las arcadas

  • luego, consecuentemente, no pueden determinar el tamaño de los dientes (ni han recibido preparación al respecto),

  • no pueden decidir el tipo de oclusión o "engranaje" de los dientes, ni las relaciones que deben contraerse entre las dos arcadas dentarias durante los movimientos de la mandíbula, porque para ellos se requiere una preparación fisiológica, patológica y médico-odontológica.

  • no tienen autorización legal (ni capacitación formativa) para prescribir (es decir, planificar o proyectar, y no sólo para recetar) el tipo de prótesis que le conviene al paciente,

  • no pueden fabricar las prótesis con autonomía o independencia de los dentistas, porque éstos no sólo

    1. preparan los dientes,

    2. toman impresiones y

    3. prescriben

    sino que también

    1. les guiarán todo el proceso de fabricación a través de sucesivas indicaciones que se van configurando a lo largo de las diversas pruebas de las etapas de fabricación,

    2. realizarán dichas pruebas,

    3. colocarán las prótesis, realizándoles las correcciones o ajustes clínicos necesarios para

    4. "ponerlas en servicio", esto es, para desproveerlas de riesgo de patogenicidad (cuya inexistencia no puede garantizarse al término de la fabricación, hasta las pruebas clínicas en la colocación), y

    5. finalmente asumen con el alta la responsabilidad contractual del servicio terapéutico prostodóncico ante el paciente (pues el protésico sólo tiene responsabilidad extracontractual con éste, ya que su responsabilidad contractual la contrae con el dentista que le prescribió y encargó la prótesis).