DESMENTIDO DEL PRESIDENTE DEL COLEGIO DE ODONTÓLOGOS Y ESTOMATÓLOGOS DE EXTREMADURA

Por Juan Carlos Fernández Ateca
Presidente del Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Extremadura

            Sobre el Convenio de colaboración para la financiación de determinados productos y tratamientos a la tercera edad suscrito en Extremadura, por la Consejería de Sanidad dos entidades financieras y algunos colegios profesionales, se  han escrito muchas cosas, algunas de las cuales inducen a  confusión.
            Es cierto que participan en el Convenio el Colegio de Protésicos, Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Extremadura y que desde nuestro punto de vista, el de éste último Colegio, no sólo no vemos inconveniente en que el Colegio de aquellos profesionales que colaboran con nosotros cotidianamente puedan suscribir dicho Convenio, sino que encontrábamos una oportunidad  para ir de la mano con un proyecto interesante.
            Pero a partir de aquí surgen los primeros problemas. Obviando que los beneficiarios de este acuerdo deben ser nuestros mayores, observamos que desde algunos sectores han intentado erigirse en los auténticos beneficiarios de este Convenio, instrumentalizándolo, para tergiversando los términos del mismo, intentar demostrar que éste establece un marco legal distinto al que define la ley.
            Vemos en primer lugar que el Colegio profesional de Protésicos dentales de Extremadura considera que este Convenio de colaboración es fruto de una antigua demanda suya, con lo cual se apropian el mérito de la puesta en marcha de este acuerdo.
            Sin embargo, ya hace bastantes años, nuestro Colegio de Dentistas tenía suscrito un acuerdo similar, en lo referente a tratamientos y prótesis dentales, con Caja de Extremadura en el que los costes financieros eran soportados por los propios dentistas, no con dinero público como establece este Convenio.
            Hemos de entender que el alcance de un Convenio de colaboración de este tipo está en aunar voluntades para ofrecer un beneficio a un sector de la población.
            Por tanto cada uno en su parcela, cumpliendo con su obligación y con las leyes vigentes, colaborando para facilitar a nuestros mayores el acceso a determinados tratamientos y productos que no están en el catálogo de prestaciones de servicio de salud.
            Pero este convenio ni pretende, ni puede cambiar la ley.
            No son ciertas, por tanto, las afirmaciones de que el Convenio reconoce el derecho del paciente a elegir y contratar directamente al protésico dental puesto que la ley contempla expresamente que esto no es así.
            No reconoce el derecho del paciente a adquirir directamente la prótesis al protésico, entre otras razones, porque la ley no contempla la posibilidad de relación   profesional directa entre el protésico y el paciente.
            No es por tanto cierto que los dentistas extremeños den la razón en estas reivindicaciones a aquellos protésicos que abogan por esos supuestos derechos, ni que tengamos en estos temas opinión distinta a los dentistas de Andalucía ni de ninguna otra región de España, como se afirma en un artículo que pretende enfrentarnos a nuestros compañeros.
            Quiero por tanto, resumiendo, exponer que felicito a la Consejería de Sanidad por la puesta en marcha de este Convenio ya que nuestros mayores merecen que todos nos esforcemos en darle un día a día mejor.
            Las aportaciones de cada uno, o de cada colectivo vendrán determinada por su voluntad de colaboración y por su capacitación legal en cuyo marco podrá actuar. Sin embargo entristece ver cómo una iniciativa que aúna esfuerzos públicos y privados, políticos y personales, financieros y científicos es secuestrada para  intentar confundir y enfrentar dejando de lado a los meritorios beneficiarios.

 ANEXO:

Convenio con la Consejería de Sanidad de la Junta de Extremadura con los Colegios de Dentistas y de Protésicos no contempla contratación libre ni actuación sanitaria autónoma de los protésicos por los dentistas. (insertar el convenio)