Los graves peligros: Posibles daños a medio y largo plazo por prótesis incorrectas

Aparte de las llagas o úlceras por decúbito (de desencadenamiento agudo y muy sintomático) y las deficiencias estéticas que también conllevan, las prótesis dentales concebidas, ejecutadas o adaptadas incorrectamente pueden causar importantes daños a medio y largo plazo, de sintomatología insidiosa (por lo que pueden pasar largo tiempo inadvertidos) pero con consecuencias graves, como:  

  • Por sobrecargas:

    • Desgastes y fracturas dentarias

    • Necrosis pulpar o reabsorción radicular externa (rizólisis), que requieren endodoncia o extracción.

  • Por trauma oclusal secundario

    • Pérdida de soporte óseo y movilidad dentaria

  • Por exceso de áreas retentivas:

    • Dolor al insertar y desinsertar la prótesis, y ulceraciones por decúbito

    • Osteólisis en línea de máximo contorno del reborde, pérdida de retención (que puede comprometer el soporte óseo para prótesis futuras).

  • Por errores en dimensión vertical:

    • Si el error fue por defecto: Queilitis angular (rágades), dolor articular.

    • Si el error fue por exceso: dolor articular y muscular, dificultad para tragar, dolor y reabsorción ósea vertical en las crestas alveolares edéntulas (con pérdida de estabilidad y retención)

  • Por errores en la determinación de relación condilar (posición mandibular) en intercuspidación:

    • Síndrome disfuncional o dolor-disfunción de la articulación témporo-mandibular (o cráneo-mandibular), también llamado síndrome de Costen, algo-mío-facial o algo-mío.facial (una grave limitación funcional invalidante, que cursa con cefaleas, mareos, vértigos, hipoacusia, acúfenos, tinnitus y un amplio cortejo sintomático médico a distancia, y que, por su deficiente diagnóstico médico, conduce frecuentemente a tratamiento con psicofármacos)

  • Por acúmulo de factores carcinogénicos (ulceraciones por deficiente adaptación de las prótesis, sumado a mala higiene, sobre todo con hábito tabáquico y alcohólico):

    • Cáncer oral.

La existencia de tales peligros para la salud por prótesis inadecuadas no es una afirmación alarmista y gratuita, sino que está reconocida en la literatura científica médica y odontológica, y en la Jurisprudencia. Por ejemplo: